viernes, 17 de agosto de 2012

A la Enseñanza

Antes de un viaje largo, conviene ordenar: ordenar el presente, los recuerdos del pasado, ordenar la mente, los cajones, los armarios... Ordenarte para poder marchar libre y sin cabos sueltos, sólo con las preocupaciones que sean imposibles de ordenar.

Y ordenando, he encontrado algo que quiero compartir, si lo lee, con un profesor muy especial; especial, porque más que profesor fue amigo y compañero, porque es difícil conseguir un ambiente de enseñanza distendido, cómodo y feliz. Y él lo consiguió. Consiguió Enseñar, en mayúscula, porque nos enseñó muchas más cosas que su asignatura. Gracias por todo Pedro.
No puedo más que leer aquella carta llena de cariño y buenos consejos, y acordarme de esos días más tranquilos y fáciles, y sonreír :)



¡Cómo duele! (Rircardo (o Carlos, si éste cantaba más alto) Arjona, una de las canciones de nuestra banda sonora en Dibujo Técnico).
Un abrazo enorme de tu alumna.


1 comentario:

  1. Gracias Patricia, no lo había leído desde que te lo escribí ya hace siete años, pero mira nunca es tarde para encontrarte. Es increíble como puedes llevarnos tan lejos y tan cerca con pocas palabras llenas de sentimiento y amor. Gracias por quererme tanto, deseo que la vida siga abrazándote tan fuerte para que puedas expresar todo lo que llevas dentro y compartirlo con nosotros. Millones de besos y abrazos.

    ResponderEliminar