lunes, 2 de mayo de 2011

En mitad de un relámpago

La lluvia son las lágrimas de los niños que no se pueden pagar una entrada de cine.
Las lágrimas son las hijas de la lluvia, los finales desgastados de un rollo de filme.
El cine es una máquina de hacer nubes para niños y no tan niños, que siempre lloran.
Y llorar es gastar esa película, que estalla en tu vida, en mitad de un relámpago.


No hay comentarios:

Publicar un comentario