lunes, 6 de junio de 2011

Al futuro

Ojalá nunca me caigan los anillos de las manos, pero sí gotas de sudor de la frente.
Ojalá no tenga nada de lo que arrepentirme, pero sí miles de errores aprendidos. 
Ojalá llegue un día en el que quiera saber más, y siempre haya aún más por saber.
Ojalá el cielo sea infinito y el infierno se estreche, ojalá se alargue el camino.
Ojalá pueda recordar todos mis pasos dados, o al menos, pueda seguir andando.
Ojalá suene siempre en mis oídos la banda sonora de mi vida, y sea bonita.
Ojalá tuviera muchísimo más que decir, ojalá alguien me pidiera que lo dijera.
Ojalá estas palabras sean eternas,
ojalá no las olvide,
ojalá las hubiera escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario