jueves, 2 de junio de 2011

Hoy y mañana y ayer

Ansiedad de las ganas irreflenables de coger el mundo con las manos
y no dejarlo escapar
sino poder moldearlo a mi gusto
y a lo que necesito
y a lo que ahora quiero
y saber que es posible conseguirlo sin demasiado esfuerzo,
sino fácil,
bonito,
asequible por una vez,
para mí y para los que quiero que estén conmigo en esta aventura.

Pero siempre la vida se escurre entre los dedos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario