martes, 3 de abril de 2012

Acantilado

¿Qué va a pasar cuando ella ya no esté?
Sin ser peces de ciudad, aunque reméis en góndolas de humo imaginarias.
Sin ser dragones, sin ser supervivientes del naufragio, sin ser nada.

Si no eres capaz de sobrevivir a la caída, no saltes.
Y saltó.

2 comentarios:

  1. A veces, para dejar a alguien sin palabras, sólo hacen falta cinco líneas...o un acantilado...

    ResponderEliminar