lunes, 3 de junio de 2013

Declaración de Amor.

"¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno:
Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida” .
Frida Kahlo.


¿Y qué quieres que te diga? Si ya lo sabes todo.
Tenía miedo de perderte, y entonces pasó algo extraño: me perdí yo. Y ese entonces me gustó.
Al principio no, lo reconozco, a nadie le gusta estar perdido. Pero en medio de esa confusión aprendí a entenderme a mí misma. Es extraño, pero comprendí que me había estado llenando de cosas que sólo me habían vaciado. No hablo ya de ti, hablo del día a día, las obsesiones, los dramas, los excesos. Nada es bueno en exceso. Tuve que tomar distancia. Para ver mejor. Y vi que no podía tener miedo a perder algo que no poseo, porque al fin y al cabo tú eres sólo tuyo, y yo soy sólo mía. 
Sí, ya sé que dicho así todo esto suena poco romántico. No es que ya no te quiera, compréndelo. Te amo, pero es que tienes que entenderlo. Había llegado a un punto en el que mis sentimientos eran hasta excéntricos, y mi corazón amenazaba con inmolarse a cada paso. Sabes que hablo en serio. La inmolación y todo eso, el suicidio cotidiano. Que todos morimos poco a poco es cierto, pero también deberíamos vivir mucho a mucho, ¿o qué? Perdona, que divago.
El caso es, que yo te quiero, nada de eso ha cambiado. Pero ahora me vas a tener que compartir con alguien, y ese alguien soy yo. No tengas celos, esto era inevitable. Todo el mundo se quiere a sí mismo, o debería, o deberíamos hacerlo aún más. Tú dices estar enamorado de mí, ¡y es que soy maravillosa!, por supuesto, ¡quién mejor que yo para saberlo! Ahora podremos maravillarnos juntos, ¿vale? Descubrirme. Y también te descubriremos a ti. Pero yo he venido a hablar de mí, que para eso soy yo misma.
Así pues, centrándome: te quiero, te amo, te adoro, eres todo, pero Todo soy yo. Y juntos formamos un tTodo distinto, importante, porque están nuestros Todos individuales y nuestro todo. Pero esos Todos deben crecer por separado, porque si no, yo no sería yo, y tú no serías tú, y entonces nunca podría tener sentido un nosotros. Siento esta madeja de hilo enredada, pero a mí se me están deshilachando las ideas y o te las cuento o me inmolo el cerebro.
Menuda declaración de amor más rara me está saliendo, ¿eh? Claro, es que es una declaración a dos bandas, para ti y para mí. ¿Esto ha existido antes? Se supone que el amor es exclusivo. Bueno, según que cultura claro, la poligamia y esas vertientes. Pero estamos en otro río, creemos pues un tipo de amor nuevo. El Amor en mayúsculas, el amor a mi Todo y a este todo que hemos inventado juntos. El Amor a mí, y a ti, y a nosotros. Por este orden. Que te quiero, que nos quiero, que me he vuelto a enamorar.
Resumiendo, que tenía pánico a perderte, y me perdí. Y ahora creo que ya me he encontrado.
Así que puedo decirte, que te cielo, y que mis alas se extenderán enormes para amarte sin medida, pero que esas alas son sólo mías. Ahora que lo sabes, ¿quieres venir a volar conmigo?

7 comentarios:

  1. Bonita entrada, con mucho sentimiento. me a impresionado leer "se que estas enamorado de mi, pero ahora tendrás que compartirme, conmigo misma"
    Ha sido un placer recibirte en mi castillo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, todo un placer y un honor tu comentario. Volveré a visitar la fortaleza! :) Otro abrazo.

      Eliminar
  2. "en medio de esa confusión aprendí a entenderme a mí misma."
    Y el paso siguiente es intentar que el otro lo entienda. Cuesta.

    :) Como ves, sigo con mi paseo por tus líneas. Y descubro que tenemos "gente" en común ;)

    Beso y sonrisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta y a veces no resulta, y nos queda decidir si queremos cambiar o pasar página. Ante todo, deberíamos ser fieles a uno mismo :) Mil sonrisas y abrazos!

      Eliminar
  3. A mí me parece algo precioso, y quien no lo sepa entender, no sabe amar. Un saludo anónimo.

    ResponderEliminar
  4. El amor siempre ha de empezar por uno mismo. Creo que en los últimos años he ido siendo consciente cada vez más de eso, si uno no se respeta a sí mismo nadie te va a poder respetar porque permitirás cualquier cosa. Cada uno ha de conseguir ser feliz por separado y una vez que sea feliz, si quiere, compartir la felicidad con otra persona (digo felicidad pero es aplicable a las alas y a cualquier otra cosa). Creo que en el amor se fracasa tantas veces y tan estrepitosamene porque estamos muy mal educados en esos temas y tendemos a la posesión de otra persona y a anteponer la felicidad de otro a la nuestra propia.

    Con lo bonito que es volar juntos, pero también saber hacerlo por separado; caminar juntos, pero también saberlo hacer por separado y quererse, pero también saber quererse por separado.

    Me ha encantado esta declaración de principios. Me apunto el párrafo final "Así que puedo decirte, que te cielo, y que mis alas se extenderán enormes para amarte sin medida, pero que esas alas son sólo mías. Ahora que lo sabes, ¿quieres venir a volar conmigo?"







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí tampoco puedo añadir más, comparto lo que dices y ya lo has dicho casi todo, a lo que falte añado otra vez mis palabras de arriba. A mí también me gusta ese párrafo final, lo siento como uno de los "mejores" o más necesarios que he escrito.

      Gracias (como siempre) por leerme.

      Eliminar